Blogs

Un regalo espontáneo

¿Haz hecho alguna vez algo que te cuesta para ganarte la aprobación de otra persona? ¿El resultado de tu esfuerzo ha sido siempre positivo o alguna vez piensas que no depende de ti?

Cómprate esto, visita estos lugares, adquiere estos estilos y serás amado por todos. Proclama la publicidad  y el marketing. Alguna vez nos dijeron en casa, si haces eso eres un niño malo y no te quiero y fuimos dándonos cuenta que ser agradables a los demás es importante, sea por un sentido social de sensibilidad o de estrategia.

¿Qué hay de esas veces en las que caemos bien sin hacer nada? o ¿alguien cuenta con todo nuestro agrado, así sin más, sin inversiones de tiempo, sin actitudes moderadas, sin costo, sin requisitos?

Pensemos en una persona que lo tiene todo. Es buena, quiere que todos la conozcan y quiere amarlos. Tiene amigos, dinero, poder, fama, riqueza, etc. No necesita nada. ¿Cómo harías para entrarle en gracia?  ¿te tomarías un tiempo para conocer sus gustos y dar en el blanco? ¿te volverías su sirviente, arrodillándote y haciendo una cantidad de acciones que a esta persona ni siquiera le interesan ni las necesita, solo por el hecho que tú crees que así puedes entrar en su simpatía?

¿Cómo te sentirías si esa persona un día te dijera frente a frente que no tienes que hacer nada, que le caes bien así sin más y que él decide con quién tiene esta gracia y con quién no y que esto no depende de ti? Te manifestara algo así como: yo te escogí para que fueras mi amigo, pero eso no depende de ti sino de mí y por más que quieras hacer mil cosas para impresionarme, solo quisiera que hicieras una: creerme.

Bueno. Esa es la forma en que nosotros le caemos bien al Dios que está en La Biblia. Gratuitamente y sin hacer nada, solo creyendo en Él. Siendo Dios se hizo hombre y murió en una cruz para darte salvación y vida eterna. Murió, resucitó y va a volver. ¿Le crees esto?

Si caerle bien a una persona requiere inversión económica y de tiempo, ¿te imaginas lo que pudiera costar agradarle al Señor Jesucristo, si ÉL hubiera decidido que fuera por tus acciones? ¿Qué regalo le darías para ganarte su amor? Al conocerlo, leyendo su palabra te darás cuenta que ÉL dice que por gracia eres salvo, por medio de la fe y esto no depende de ti, es un regalo de Él para ti, sin tener que hacer nada de parte tuya para que no te jactes.

 ¡Anímate! y cree en el Dios de toda gracia, el Señor Jesucristo, el cual es bueno y quiere que todos le conozcamos. Su favor y misericordia la tenemos cuando le creemos lo que Él ya hizo por nosotros.

 Acepta el regalo espontáneo de su amor y perdón.

Regresar

AddThis Social Bookmark Button